Share it on Whatsapp

Periodista: Merlin Velis

Las organizaciones y movimientos ambientalistas no han bajado la guardia ante lo que ellos perciben como una amenaza de privatización de un recurso vital como es el agua, por esa razón se concentraron en las afueras del órgano legislativo para exigir a los parlamentarios que no den más largas al estudio de la normativa.

Para cualquier ser  humano es difícil pasar un dia sin tomar agua, pero los diputados han pasado más de diez años obstaculizando este derecho fundamental, que afecta sobre todo a las mujeres rurales.

El estudio de la propuesta de Ley General de Aguas  se reinició el pasado 5 de septiembre en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático y los movimientos sociales, académicos y religiosos insisten en que debe ser un ente público quien debe regular la normativa.

No hay comentarios

Dejar respuesta